viernes, 30 de marzo de 2018

Cuarta versión de Thrylos.

Pues aquí está. Esta trae idiomas, pero es notoriamente más corta y no hay combates. Debo admitir que gran parte del trabajo ha ido sobre cómo automatizar ciertas operaciones que no son visibles a nivel de jugabilidad y sobre el cambio de escenas. Otro cambio que acabó por afectar mi interés en introducir nuevos personajes es la aparición de Godot 3.0 estable en Steam, el cual trae nuevos métodos más ventajosos que serían largos de enumerar aquí.

Incluso me planteé no sacar esta versión, pero he decidido que sí aunque sólo para que se disfrute de los idiomas. Aquí el enlace.

Fourth version of Thrylos.

Well, it's here. This version brings languages, but it's notoriously shorter and lacks combats. I must admit thart a big part of the work has been dedicated to automatizing some operations not witnessed by players and to changing scenes. Other change that had an effect in my intention of introducing new characters was the stable realease of Godot 3.0 on Steam, which brings new favoured methods too long to list here.

I even considered not releasing this version, but I'v decided to do so for the only sake of the choice of language. The link is here.

jueves, 22 de febrero de 2018

Por qué me gustan las obras de Rumiko Takahashi (y 3).

8- No hay que obsesionarse con ser el más fuerte

Ya se nota en el anterior punto, pero creo que ya he repartido suficientes latigazos entre los fans más pesados de Juego de Tronos y de Harry Potter, así que voy a repartirlos ahora entre los seguidores de los clones de Dragon Ball, que los veo demasiado tranquilos. Una de las peores derivas de las historias actuales de hostias es la obsesión por subir de nivel, muchas veces acompañada de transformaciones cada vez más estrafalarias.

Pues tanto en Urusei Yatsura como en Ranma 1/2 no pasa nada si no eres el más fuerte. De hecho, esa actitud es parodiada. En el caso de Ranma 1/2, el único obseso con ser el más fuerte es el personaje que en la edición española se llamó Panti Bonico (¡La traducción era la hostia!). Y el chavalote, con tal de conseguirlo, llega a transformarse en ESTO:


Indudablemente, es el Chojin (sólo aquellos que sepan algo de Urotsukidoji pillarán la gracia).

En el caso de Urusei Yatsura, la más fuerte a puñetazo limpio es probablemente esta moza, Asuka Mizunokoji:

Pero la misma educación que la ha hecho sobrehumana, combinada con un desgraciado encuentro con Ataru, la ha hecho sentirse absolutamente aterrorizada de cualquier varón.


Mala combinación.

O no, espera... Sí, ahora lo recuerdo bien: su madre era aún más fuerte... Pero su única expresión facial es una sonrisa y sólo encuentra atractivos a individuos similares a su marido.


En contraste, el resto de personajes gana sus batallas de rigor con esfuerzo, ingenio y arrojo (y algunos huesos rotos). Pero su verdadero valor está en que, como héroes, se enfrentan a lo imposible. No necesitan tomar una bebida venenosa ni tener un misterioso linaje lleno de gente que era medio mono. En cierta ocasión Ranma fue capaz de derrotar a cuatro poderosos rivales estando bajo los efectos de una maldición que le había condenado a tener la fuerza de un recién nacido.


También es justo reconocer que Ranma se caracteriza por la rapidez.

Y en cierta ocasión en que Lamu fue secuestrada mientras estaba desprovista de sus poderes, dio una guerra increíble a los captores.


¡Duro con esos mamones!

Así que no, no es necesario estar buscando continuamente enemigos cada vez más duros para darle emoción a la trama (que luego cae por ciertos tópicos mil veces vistos).

9- El entorno importa.

Una de las peores sinergias entre la obra más conocida de Akira Toriyama, Dragon Ball, y los juegos de lucha fue la obsesión por reducir toda la acción de los mangas de acción a dos tíos ahostiándose. El entorno nunca influye para nada... Excepto si se da la tontería de luchar en un ring, que entonces caer del mismo supone la derrota.


¡Quién habría dicho que sería imitado hasta la náusea...!

Aunque eso sólo fue el caso mientras Dragon Ball no fue Z. Cuando todo quisque aprendió a volar, a luchar entre las nubes. Si no me equivoco, la última vez que el entorno tuvo importancia fue durante el arco de los androides.


No se preocupen, se salvó.

Pero no deja de ser una señal de lo reiterativo que se ha vuelto el género el hecho de que en los últimos años casi todas las luchas hayan transcurrido en terrenos desérticos dejados de la mano de Dios o, como dicen en mi casa, que queda a tomar por culo. Sería muy largo de explicar con detalle aquí, no obstante.

En cualquier caso, en la obras de Takahashi no es raro que el entorno influya en el transcurso de la acción. Se nota menos en Urusei Yatsura, menos centrada en peleas, pero ahí van sendos ejemplos de Ranma 1/2 e Inu-Yasha.



10- Los putos harenes

Y acabemos con una crítica a cierto subgénero de manga (otro día, ya con más tiempo, criticaremos el hecho de que el manga se esté transformando en un conjunto de nichos con menos aire fresco que una tumba faraónica) que se caracteriza por un chico rodeado por un harén, llamado por lo general "harem". Alguien podría decir que Ranma 1/2 es un precursor del "harem" porque el chaval tiene, involuntariamente, cuatro "novias". También se le podría achacar a Urusei Yatsura con razón que hay un exceso de tías buenas.

Pero lo cierto es que ambas obras dan a entender que ser mujeriego es un problema. No hablemos ya de intentar tener un harén. Fijémonos cuando Ataru comprendió que un harén es un emprendimiento económico de elevada dificultad (mi coach estilístico me ha aconsejado esa expresión en vez de "caro de cojones").


La vida está muy cara, Ataru (y si mantenéis a quince entre tú y Lamu, ni te cuento).

Ranma, por su parte, no tuvo la menor intención de tener un harén, pero por una serie de extrañas circunstancias se ha visto en medio de uno y se come todos los problemas que le trae.


Fijémonos en los amigos de Ranma.

En el primer punto comentábamos que Takahashi se reía del sexismo y era inevitable que saliera el tema del concubinato en un país en que la poliginia era lo más normal y que aún hay sorpresas entre sus jerifaltes... Pero, y como ha ocurrido con algunos seguidores de la ciencia-ficción a quienes molesta el tono político de algunas obras, resulta que algún antiguo lector despistado, autor de manga en la actualidad, no captó en absoluto este mensaje.

He perdido ya la cuenta del número de personajes, supermolones o pardillos integrales, que, mira tu por dónde, acaban rodeados de un montón de mozas que caen rendidas a sus pies, claro está. Y encima son guapas y molonas, claro está. Como los amigos de Ranma, los creadores de estos guiones no han pillado que el ser acosado por tías superfuertes sólo te enviará al hospital o te dejará sin casa (sí, también le pasó).

Pero lo más sucio es el recurso, propio de guionistas que en el fondo no son sino unos patanes para todo, de rematar la chorrada añadiendo a un pobre imbécil feúcho para que sea amigo del prota y establezca claramente quién debe ser el macho alfa.

Y con esto, finalizo esta serie de entradas. Quizás podría añadir más puntos, pero creo con diez hay un buen número, muy redondo.

P.D: Todas las imágenes proceden de KissManga.

miércoles, 21 de febrero de 2018

Por qué me gustan las obras de Rumiko Takahashi (2).

5- Se expone el problema del choque de culturas y se valoran positivamente los intercambios

Lamu es una alienígena que, hasta cierto punto, es una representación humorística de la imagen que se tiene en Japón de ciertas estadounidenses: tiene el pelo de color raro (léase, distinto al negro o marrón muy oscuro), sus ojos son azules, es paliducha comparada con el resto de personajes y va casi todo el día en pelota picada. No sorprende que varias de sus costumbres parezcan rarísimas a ojos japoneses: la invasión de la Tierra se apostó en un enfrentamiento al pilla-pilla, su concepto de la moda suele consistir en cualquier motivo atigrado y cocina con más cacharros que una factoría siderúrgica. A nivel biológico también se las trae: no tiene frío aunque haya nevado, vuela, su bebida favorita es el tabasco (sí, he dicho tabasco), lanza descargas eléctricas y se emborracha con ciruelas confitadas.

Pero, una vez más, no es sólo fantasía: las costumbres de otros lares siempre resultan rarísimas. Su cocina nos puede parecer extraña. Ellos mismos pueden tener una apariencia muy peculiar. Y hay que entender que lo contrario es asimismo cierto: para ellos nosotros somos los raros, y no me refiero a una película bastante extravagante del 2007. Como aquella vez en que Ataru se bebió el colirio de Lamu y le pareció un zumo delicioso.

En el caso de Ranma 1/2, son Shampoo y el resto de personajes chinos los raros... Su representación es algo más negativa porque varios de ellos suelen ser el antagonista del arco de turno, pero como dije en un punto anterior, ninguno es un villano adimensional. De todos modos, ¿qué se puede hacer cuando encuentras a alguien cuyas costumbres son absolutamente diferentes a las tuyas? Pues introducirlo y ver si le gustan.

Y he aquí la sorpresa: esto debe de estar escociendo entre cierto grupo de americanos, afincados en la "izquierda", quienes ven como anatema que se compartan cosas entre culturas. Sí, en serio. Y todo parte, cómo no, de estos iluminados que se creen que todo en la vida se puede explicar mediante tuits y entradas de Tumblr. Pero quizás sea mejor que empiece explicando cierto concepto: apropiación cultural.

Este concepto intentaba definir las malas actitudes que dentro de una sociedad la cultura dominante puede tener hacia las minoritarias: una mezcla de arrogancia y de hacer de estas últimas un divertimento "étnico" (la palabra "étnico" debería estar en la basura, porque con franqueza no significa absolutamente nada). En la práctica, el concepto ha venido bien para denunciar hechos como vender vaqueros con la marca de "verdadera confección india", cuando tienen de eso lo que yo de bogomilo búlgaro.

Por supuesto, hay problemas, tres en concreto. Primero, como ocurre en realidad con casi cualquier concepto académico, la apropiación cultural es más difícil de identificar en casos complejos. Segundo, a veces se confunden los síntomas con la enfermedad. El hecho de que en el pasado algún berzotas se haya disfrazado con kimono para interpretar el repugnante estereotipo de un "chino", no implica necesariamente que cualquier no japonés tenga las mismas intenciones si se pone uno.


Además, cabrearse con una niña es el colmo del espíritu inquisitorial disfrazado de "justicia social".

El tercero es, ironías de la vida, una barrera cultural: el término "apropiación cultural" se emplea a mansalva en Estados Unidos y está influido por la cosmovisión americana, tan incompleta como otras, pero que al trasladarse a otras latitudes y longitudes da resultados esperpénticos. En América, hubo una segregación cultural fortísima, cuyos restos son todos esos discursos sobre las raíces, pero aquí en Europa imperó la actitud de "Me gusta esto, voy a copiarlo". Sólo en el caso español:

-El flamenco es de origen gitano.
-La religión es de origen beduino.
-La mayoría de nuestros idiomas son de origen latino.
-El vocabulario está especialmente influido por el árabe.
-Ciertas instituciones sociales proceden de las sociedades germánicas.

Dejémoslo ahí. En cualquier caso, algunos americanos parecen creer que todo elemento cultural tiene un carácter "étnico" fácilmente etiquetable (y he aquí la principal razón del odio que siento por la palabra). Ridículo ya de por sí, pero todavía peor cuando uno se da cuenta de que en América andan convencidos de que las etnias tienen que tener un color determinado... o que para aprender una lengua tienes que descender de los hablantes de esa lengua.


Un idiota de Internet le dice a alguien qué hacer con su vida. ¡Sorpresa!

En el boceto del texto original me extendía con cierto ejemplo bastante ridículo que ocurrió hace unos meses, pero prefiero abstenerme, entre otras razones porque casi, casi que me transformé en un escritor cipotudo. Sólo diré que tenemos ejemplos todos los días, desde gente diciéndoles a los japoneses que deben cabrearse con la adaptación de Hollywood de un manga hasta afroamericanos a quienes les cabrea que los egipcios no fueran tan negros como les han enseñado en ciertas universidades repletas de pseudoexpertos.

Así que para acabar y darle matarile a la cuestión, ¿es integradora Harry Potter? ¡¡Y una leche!! Hasta los propios fans de la saga admiten, bien con reservas, bien admitiendo la comicidad involuntaria, que los libros basan todo su encanto en que los magos son muy listos y los demás medio gilipollas. Habrá quien intente decir que se aborda el tema del genocidio que pretende Voldemort, pero no quita que el paternalismo del odioso niño inglés y sus compis de colegio sea para enviarlos a tomar por saco.

De Juego de Tronos ni hablo, pues se da a entender que ese mundo se constituyó tal cual es, sin comentar demasiado en intercambios culturales... De hecho, casi cualquier extranjero es un salvaje o un zombi.

6- El día a día es lo más importante

Nunca ha sido raro en la historia de la literatura, llámenla los críticos juvenil o no, centrarse en la épica. Sí lo ha sido el aparente desprecio que cierta literatura juvenil reciente le ha cogido a la cotidianidad. Ya he perdido la cuenta de los héroes que al principio viven en tugurios donde no se los quiere o eran poco menos que el tonto del que se ríen todos hasta que una situación peligrosa revela su verdadero heroísmo. Y dicha situación peligrosa suele ser, no acabo de entender cómo, una amenaza mundial. Ese es el caso cuando el héroe es (supuestamente) alguien corriente y moliente, a veces los héroes no empiezan en la casilla de la cotidianidad porque son gente guapa: nobles y otros gandules por el estilo.

Harry Potter se encuadra claramente en el primer modelo, mientras que en Juego de Tronos la gente corriente y moliente, alejada de las "grandes intrigas palaciegas", sólo está para que la maten y poner cara de gilipollas mientras una panda de nobles folla y conspira con menos astucia que el famoso Chapulín Colorado. Perdón, retiro esto último, es ofensivo hacia el gran Chespirito.

Pues oye, en las obras de Rumiko la cotidianidad importa. De poco sirve ser muy poderoso, si no se sabe actuar con civismo en la casa de alguien, por poner sólo un ejemplo. Ranma no es sólo un tío muy fuerte, también sabe que hay que actuar con educación (a veces). Aunque Urusi Yatsura es un ejemplo aún más claro: el último arco va precisamente de una amenaza mundial cuyos protagonistas son Ataru y Lamu... ¡porque hacen el gilipollas y no quieren tragarse su orgullo para ayudar al prójimo!


Diez días estuvo así la Tierra mientras estos dos estaban con su rabieta. ¡Qué hostia tienen!

Es decir, quien es buena gente, probablemente lo será en todas las circunstancias, incluso en las más conflictivas. Si alguien es un poquito gilipollas, lo más probable es que también lo sea cuando estalle una crisis. Y me parece ser frívolo con el terrible fenómeno del maltrato infantil que sea un punto de partida tan usado para construir un héroe, máxime cuando encima por detrás se huelen para según qué extrañas filosofías egocéntricas. Justo es decir que al menos Harry Potter no cae ahí.

Por cierto, no puedo dejar de decir que me asombra que la gente hable mucho de que una obra sea "representativa" cuando, como he indicado anteriormente, un número de obras infantiles y juveniles tienen protagonistas de sangre azul. En algunos clásicos como La isla del tesoro, Mujercitas o incluso Peter Pan, son chavalillos normales y corrientes.

Seguramente esto es una consecuencia de que los autores actuales están obsesionados con hablar de temas "importantes", lo que deja poco lugar para que parezca verosímil que un pipiolo de quince años acabe destacando en una guerra mundial si es un mindundi. Pero, seamos honestos, ¿a cuántos de nosotros nos va a tocar decidir sobre asuntos de importancia mundial! ¡Ya tendremos suerte si llegamos a ser conocidos a nivel municipal! Mejor, me parece a mí, concentrarse en el día a día. De hecho, me pregunto si toda esta narrativa de grandes héroes que resuelven siglos de conflictos no será un factor, aunque haya muchos más, de la neurosis que me parece notar en la actualidad, en especial por parte de gente que ve que su vida se les escapa sin remedio. ¿Y sabéis en qué obras se avisa de que la vida normal es problemática y a veces hay que luchar como sea? ¡Exacto! ¡En los clásicos que he mencionado antes!

7- Los objetos comunes pueden ser los más útiles

Una de las peores tonterías de la fantasía es la obsesión por las cacharras mágicas. En parte, no deja de tener sentido: sería muy aburrido que el héroe tuviera que pararse en cualquier pueblo para reparar la espada, que se le ha roto.

Espera... ¡¡Que eso ya ocurre!! ¡Anda que no habré leído ya muchos guiones que giran alrededor de que la espada mágica se rompe! ¡¡Y de hecho una de esas veces fue una obra de Takahashi!!


Espada que, además, es en realidad un colmillo de su padre. Este era así:


Ahora que lo recuerdo, lo que me acabó aburriendo de Inu-Yasha fue el temita de los sucesivos poderes que adquiría la dichosa espada, más numerosos que el brazo-pistola de Megaman... Pero, ironías de la vida, las dos primeras obras de Takahashi muestran que tampoco hace falta ir armado hasta los dientes para sobrevivir.

En Urusei Yatsura, el argumento muestra bastantes objetos peculiares, esperable en una parodia del space opera. Pero la realidad es que el buen uso de esos objetos viene, cómo no, determinado por el buen juicio de los usuarios. De un modo un poco predecible, no pocas veces a Ataru le sale el tiro por la culata con los aparatos que le deja Lamu, porque entre que el muchacho valora tan poco el esfuerzo como Nobita y que lo dominan la lujuria y la avaricia, pues suele acabar peor que cuando empezó. La propia Lamu es a veces víctima de sus mismos objetos a pesar de ser bastante más lista, porque nunca aprende que no hay atajos en la vida.

En contraste, las mejores armas que Ataru encuentra en toda la serie son una vulgar raqueta e incluso una sartén, pues le sirven para evitar que Ten-chan lo deje carbonizado. Y decirle a la gente que hay un burro volando.


Respecto a Ranma 1/2, la mayoría de protagonistas han sido entrenados desde pequeños en técnicas de combate, lo que explica que sepan de armas un montón y se hayan habituado a no hacerles ascos a cualquier herramienta útil. Hasta en cierta ocasión, Ranma hizo como Ataru:


El chiste ya lo dice el propio bicho de turno.

Y mira, me encanta, porque demuestra que el héroe también es fuerte sin armas y además ingenioso. Siempre que aparece el tema de las armas mágicas, la audiencia se pregunta si el héroe no será un pollas cualquier que abusa de su rival, sea malvado o no, con tecnología superior. Hasta en la película Excalibur salió el asunto cuando Arturo usó la magia de la epónima espada para derrotar el pobre Lancelot.


Con espadas mágicas, ¡cualquiera gana!

Y mañana, las tres últimas.

P.D: Referencias:
Niña con kimono.
That's Spanish for no.
Escritores cipotudos.
El resto de imágenes procede de KissManga.

martes, 20 de febrero de 2018

Por qué me gustan las obras de Rumiko Takahashi (1).

El siguiente texto es, espero, un discurso esmerado con otros dos, formando una trilogía. Más que nada, porque ha nacido por feos sentimientos: el estar hasta los huevos de ver a los aficionados más pesados de Harry Potter y Juego de Tronos dar el coñazo con los supuestos valores de ambas series. Iba a escribir "hartura", pero creo que "estar hasta los huevos" es más honesto. A mí, a priori, me parece muy bien que la gente lo pase bien y dedique su tiempo libre a elaborar sesudas teorías sobre sus personajes favoritos, pero desde que ciertos grupos políticos decidieron aprovechar el éxito de ambos universos de ficción para atraer de manera poco disimulada a no pocos jóvenes, parece que se han convertido en los únicos referentes válidos para la juventud. Por ello, se los cita ad nauseam como si fueran condición sine qua non para lograr pasar por moderno y actual.

También tengo que admitir que me molestaría menos esta absurda moda si no fuera porque los argumentos más oídos son muy bobos. El supuesto realismo de Juego de Tronos lo resumo yo en que, en ese mundo, los hombres morenos jamás tienen hijos rubios. ¡Curiosa genética! Sobre Harry Potter, algunos de sus méritos no sólo estaban ya en los tebeos de Rumiko, sino que incluso estaban mejor desarrollados y vapulea con energía con varios años de adelanto al pijo británico. De todos modos, decidí ampliar mi crítica a otros aspectos del mundillo cultural en general, como se notará en los tres últimos puntos.

Aquí vienen los puntos 1 al 4.

1- Takahashi ya se reía del sexismo.

Empiezo fuerte, pero debo aclarar primero qué entiendo por esto, porque Ranma 1/2 de Takahashi es muy conocida por el destape a tutiplén... De ambos sexos, además. Básicamente, muchas veces se ha reído de los papeles que se reparten en Japón a cada sexo... Cuando son forzados o escoden hipocresía. Por ejemplo, ¿por qué Oyuki, que en general parece una Yamato nadeshiko (anque extraterrestre), es representada de modo favorable...?


¿...Mientras que lo contrario se reserva para la aparentemente similar Ran? Pues porque está fingiendo. La verdadera Ran es la de la imagen de la derecha.


No hay que darle de comer después de medianoche.

No es que Oyuki se esfuerce en hablar educadamente a la gente. Es que a ella le gusta. Ella es así. Ran, por el contrario, se esconde bajo una apariencia ñoña para ocultar que tiene mala leche y es una resentida de tomo y lomo.

Por eso la muy brusca Ben(zai)ten es presentada también de modo favorable: porque esa es su verdadera personalidad y no es tóxica con su prójimo. En otras palabras, a Takahashi le parece que cada cual debe actuar como le dicte su corazón siempre y cuando no sea dañino. ¡Y que le den a los tópicos si son un obstáculo! Pero no acaba ahí la cosa, porque también plantea la situación contraria. ¿Qué pasa cuando se intentan forzar los tópicos de un sexo sobre alguien del otro? En efecto, también está mal. Así ocurre con Ryunosuke. 


Con semejante padre, lo raro es que no se haya dedicado a algo realmente malvado.

Y sobre juzgar a la gente según su sexo, pues Ranma Saotome es el ejemplo con mayúsculas. Casi nunca se comenta que Ranma jamás es mejor o peor moralmente cuando se transforma en chica. Si actúa bien o mal depende de lo que esté haciendo exactamente.

Así que nadie me venga con que Hermione o la khaleesi (¡Anda! Lo he escrito bien a la primera) son revolucionarias, que ya hubo antes críticas con mucha más gracia y lucidez.

2- Nadie es perfecto... y tenemos que saber vivir con ello.

Una de las cosas que más me tocó las narices de lo poco que vi de Harry Potter (las tres primeras películas y porque me aburría), y que también se las tocó a varios de sus seguidores, es que el protagonista y sus satélites sean unos buenazos entre tontorrones y condescendientes. En contraste, Rumiko Takahashi ya nos mostraba protagonistas con bastantes fallos. A ver, repasemos:

-Ataru es mujeriego, envidioso, vago y un aprovechado.
-Lamu es bruta y rencorosa.
-Ten-chan es un mujeriego principiante que se esconde bajo su apariencia de niño bueno.
-Shinobu va de niña modosita cuando es una bruta que va tirando ficha al primer marido conveniente que pase por ahí.
-Shutaro Mendo es también mujeriego. Para colmo, es un clasista que está todo el día presumiendo de que es millonario.
-Ryoko da miedo y es una psicópata incipiente.
-Rei es idiota, tragón y no acepta que Lamu lo enviara a freír espárragos.
-Oyuki es tacaña y agarrada como pocos, no hablemos ya de su carácter frío.
-Benten es macarrilla.
-Ranma sólo sabe expresarse con puñetazos y no duda en engañar a gente bondadosa para salirse con la suya.
-Akane es violenta y tiene mala tendencia a malinterpretar lo que le dicen cuando se cabrea.
-Shampoo es egoísta y hace lo que le da la gana sin preocuparse de afectar a otros.
-Mousse es un resentido y bastante envidioso.
-Ryoga juega a dos bandas y es bastante hipócrita cuando le conviene.
-Nabiki es una avariciosa de tres pares, además de chantajista.
-Genma es quien ha enseñado a su hijo a expresarse con puñetazos, aparte de ser en general un sinvergüenza.
-Ukyo juega a la niña buena para quedarse con Ranma.

Y mejor lo dejo, porque excepto dos o tres, todos tienen su ración. Pero lo más gracioso es que todos los personajes que he mencionado más arriba también tienen sus partes buenas....

-Ataru hará cualquier cosa para defender a una mujer y nunca le ha negado un buen gesto a seres entrañables.
-Lamu es en general buena persona y es consciente de que alguna vez se ha pasado de la raya.
-Ten-chan es bondadoso en el fondo.
-Shinobu es estudiosa y afable si no la ofenden.
-Shutaro nunca disfruta del mal ajeno y alguna vez les hace un favor a los demás.
-Ryoko no es malévola con los animales ni con sus compañeras de escuela.
-Rei defenderá a sus amigas de cualquier peligro.
-Oyuki se preocupa del bienestar de sus súbditos y de sus amigas.
-Benten es honesta y bienintencionada.
-Ranma siempre defiende al más débil de los abusones y tiene un código de honor cuando el asunto no le afecta.
-Akane es en general buena persona.
-Shampoo es maja y tiene mucha chispa.
-Mousse no dudará en hacer cualquier cosa por Shampoo.
-Ryoga no suele recurrir a engaños y es por lo general cándido.
-Nabiki no duda en defender a su familia.
-Genma no deja de ser un guerrero con cierto código de honor.
-Ukyo curra duro y se mantiene ella sola, con un negocio honesto.

Y mirad, resulta que Takahashi insinúa que estimular los puntos buenos de una persona es aconsejable. Y si alguien es demasiado malvado, quizás lo mejor es simplemente dejarlo estar. Vamos, que ya reconocía la necesidad de alejarse de seres tóxicos, como los llaman hoy en día. De hecho, es interesante decir que al menos en estas dos obras es difícil encontrar a un villano sin fisuras, es decir, el típico malo que es malo por devoción.

Juego de Tronos sale mejor parada aquí, aunque hasta cierto punto se puede pensar que en especial los nobles malvados se hacen poco verosímiles porque en ese mundo no existe la rebelión campesina por extrañísimas razones. De eso hablaré con más detalle en un punto posterior.

3- Tus actos te definen

Mucho se ha discutido de Rumiko Takahashi como dibujante. Suele ser lugar común que todos sus personajes son idénticos, sólo diferenciándose por el pelo o por su físico. Y es que Shampoo y Lamu podrían ser primas.


El comentario anterior era un aleatorio del MaG (pocos entenderán el chiste).

Como ocurre con todas las explicaciones fáciles, no es completa. Al principio, en sus obras noveles, Takahashi sí experimentaba y hacía varios tipos de caras para los personajes jóvenes. De hecho, al principio del manga de Urusei Yatsura, Ataru iba con unos tipos de los que sólo quedó Kosuke Shirai como recuerdo. El anime los rescató y suelen ser denominados la Patrulla de Lum (en realidad, Lum's Stormtroopers, por los soldados imperiales de La guerra de las galaxias).


Ojalá un crossover con los Fruitis (eso es una tontería aleatoria).


El Patillas, el director y el padre de Ryuonosuke son otros restos de esta primera etapa.

Después, conforme fue evolucionando, Takahashi mejoró en la consistencia de sus personajes, aunque a cambio sus rostros se volvieron bastante clónicos, aparte de ser bastante inconsistente en sus diferencias de estatura, dándose el frecuente caso de que, cuanto más mayor, más alto es un personaje.

Sin embargo, por otro lado tiene una ventaja: como todos tienen el mismo careto, lo que los define como buenos, malos, neutrales o indefinidos son sus actos.

Ni siquiera en Inu-Yasha, donde aparecen demonios, se puede decir con total seguridad que ser guapo o feo es garantía de ser bueno o malo, respectivamente. Algunos de los demonios que se han cargado Inu-Yasha y su grupo eran gente guapa, mientras que algunos de sus aliados sobrenaturales son más feos que el conocido Picio. Esto contrasta mucho con otros mangas, donde los buenos están buenorros y los malos parecen cucarachas.

Juego de Tronos se salva algo más que Harry Potter, pero tampoco se puede decir que los protagonistas sean feos.

4- Tus actos importan bastante más que los de tu grupo

Este era el sexto punto en el borrador, pero me parece que va mejor aquí, tanto por continuidad temática como porque el cuarto punto original es demasiado extenso. A mí una de las cosas que más me sorprendió de Harry Potter es eso de que, cuando llegan Harry y sus cuates a la famosa escuela cuyo nombre ya es harto conocido, les asignan una casa (he tenido que buscar cómo se llamaban). Luego, me enteraría de que es una práctica común en las escuelas pijas británicas: a los estudiantes se les asigna una casa y se dedican a competir por la gloria de sus correspondientes casas (con razón los británicos son tan cabrones).

Aún más me sorprendió a mí que en ese universo se acepte que los malos pertenezcan a una casa y se admita como cosa natural. Pero lo que me dejó asombrado fue que a la gente le encantó toda esa mierda. No daba crédito. Pero todavía más me sorprendió que Ron, el amiguito inútil de Harry, se cabreara con el niño de la frente energética cuando este demostró que podía hablar con serpientes. ¿Por ser un atentado contra la razón? ¡No, hombre! ¡¡Porque es una habilidad de Slytherin!!


Admítelo, mezquino. Lo que te da envidia es que Harry sea quien recibe todos los poderes, ¿eh?

Fascinante, eso de que en el mundo mágico o como se fuera haya competencias en las habilidades. Puedo entender que se agrupe a los alumnos por encesidades académcias... Pero es que aquí pertenecer a Griffindor o a Slytherin no es simplemente un accidente como que yo fui a 4º F cuando cursé la ESO (¿O era G? ¡Y qué me importa!), ¡¡es un hecho que revela cosas de tu personalidad!! Si vas a Griffindor, eres muy valiente, si vas a Slytherin... Mejor me abstengo de continuar.

Una vez más, esto refleja el hecho de que los pijos británicos que van a esas escuelas suelen, cuando se encuentran y debaten (gente tan "in" no hace algo tan vulgar como charlar), suelen decir no sólo si fueron a Eton u Oxford, sino incluso en qué casa residieron. Incluso es costumbre enrolar al alumno en la misma escuela a la que perteneció su padre, para que así ambos puedan decir que estudiaron en PijusHicus. ¡Así se entiende la insistencia de los Weasly en que sus hijos sean Griffindor!


-Hijo mío, ¿cómo va la cosa por Hogwarts?
-Pues sigo siendo el mierdaseca que ponen al lado de Harry para que parezca todavía más molón. Sigo haciendo el garrulo delante de Hermione para que se note aún más quién es la lista de los dos. Aparte, Hogwarts sigue siendo escenario de extrañas conspiraciones que acaban con algún alumno muerto y con nosotros tres, no me preguntes cómo, metidos en follones del carajo.
-¿Pero sigues estando en la casa de Griffindor?
-Pues sí, pero casi como si no es estuviera, ¿eh?

Y miren, a mí esto me recuerda a la obsesión de ciertos padres de los países de Oriente con la universidad en que estudiarán sus hijos. En países como Corea del Sur, la ha habido en tal grado que dos tercios de la población joven tienen título universitario, lo que ha llevado a que ser licenciado no sea en absoluto importante. Unas generaciones que, para resumirlo, habrán estudiado de manera inaudita en toda la historia para al final comerse casi la tercera parte de licenciado una mierda como un camello. Se ha creado tal sistema que no importa ya si en el momento de solicitar entrada en la universidad estás bien preparado, sino haber ido a tal instituto y a su vez a tal colegio, porque el número de preparados excede al de plazas con creces.

¿No será más importante concentrarse en los méritos particulares de cada cual? Porque incluso en trabajos que algún "intelectual de izquierdas" (léase un pequeñoburgués que venera a Foucault) tacharía de degradantes, se ven muestras de brillantez. Véase People Are Awesome en YouTube.

Respecto a Juego de Tronos, pues ahí se podría alegar que intenta, bien que de manera estereotipada, una sociedad "medieval" en la que el concepto de individuo todavía no estaba bien definido... Pero no deja de sorprenderme que la extensión de la obra no sea aprovechada para presentar a multitud de secundarios más allá de un retrato prototípico de su estatus social. ¡Y pensar que sólo en 1000 páginas, Olvidado rey Gudú sí lo logra!

No pasa así en las obras de Rumiko: aunque a veces se pueda establecer una generalidad según el sexo o la clase, cada cual es único y tiene sus rarezas. Hasta los secundarios las tienen, que ya es amor por el detalle. De hecho, en lo que se refiere a tener habilidades que se podrían pensar adecuadas para tal o cual grupo, no ponen problemas. Que Ran sea una extraterrestre no le impide ser brillante en la cocina terrícola ni ningún personaje de Ranma 1/2 le hace ascos a una nueva técnica si le resulta útil. En resumen, una vez más, importa quien sea uno, no cómo te clasifiquen en una escuela para atontados.

Y paro aquí, mañana los tres puntos siguientes.

P.D: Se enlazan tanto las imágenes como los artículos de la entrada.
Oyuki.
La primera de Ran.
La otra de Ran.
Ryunosuke contra su padre.
Shampoo contra Lamu.
La patrulla de Lamu.
Las imágenes del Patillas, el Director y el padre de Ryunosuke son recortes de imágenes de KissManga.
Ron.
Artículo sobre el clasismo en Inglaterra.
Artículo sobre la competencia académica en Corea del Sur.
Ron y su padre.

miércoles, 31 de enero de 2018

An example of good narrative in a video game: Silent Hill 2.

I take another break from programming and my everyday activities to discuss a bit of narrative in video games. First of all, here we need a good definition to speak with clearity.

A good video game narrative would be that where the game mechanics are directly related to the story. It is illogical, for example, for the story to herald pacifism and the risks of amibition if game mechanics rewards killing enemies with great perks. It would be a contradiction, where, however, some reknown examples have fallen.

But it doesn't stop there: after all, what a game offers is a match whose ending can change. In literature, there are examples of non-linear reading that can contribute to every reader getting their own interpretation of the story. The video game has introduced various possibilities to offer non-linear stories, although limitations have been the norm:

-The different ending may depend on particular story events, leading to bifurcations. This is made to make data saving easy and to simplify the involved algorithms. Thus, this system makes people to save the game just before the bifurcation to obtain so the different endings from that point.

-In other occasions, those endings are activated by finding objects, so it rewards occasional curiosity reather than a constant tactic, for example not killing anyone.

-Regardless of the method of activation, this kind of divergent stories are usually rated as "good ending and bad ending", to say, some of them are considered better for whatever the reasons: because the damsel in distress isn't dead, because the true boss of the bad guys has been defeated or, less frequently, because the main character is considered to have commited a moral transgression during the adventure. The truth is that these kind of menas are seldom alone, being one the predominant. Anyway, the very ending hierarchy doesn't make the so called bad endings an attractive option, as the developers themselves call them, because they are failures.

One of the reasons this system came to be questioned was Silent Hill 2. Since it first appeared for PlayStation 2 in September 2001, it updated its predecessor in both mechanics and ending interpretation. For the first part, it made use of a system similar to that of certain RPG based on Dungeons & Dragons: saving various scores, according to how the player acts at numerous events, instead of saving the result of only one.

Now, Silent Hill 2 took a giant step forward, because these events were apparently random actions. As a general norm, RPG save scores according to thow the player acts at a mission. Here, however, the attention was in things such as spending a lot of time with a female character, observing a useless knife or even keeping the main character health in good or bad state. Here is the FULL LIST of these elements.

About the interpretation of these endings, it is interesting to say that it can't be said that the best ending is good (not related to the better is the enemy of the good), because it is fair to say it is pretty depressing (without spoiling the plot, it is). The ending that depends on finding hidden objects is very sinister, as it supposes a pact with Lovecraftian forces in the best scenario. The other endings are even sadder that the first, and that's saying a lot.

In the same webpage I have linked, you can read about other Silent Hill games that were pretty innovative, specially the third. Whaterver the case, Silent Hill 2 endings are one of the many reasons to propose the game as one of the best games ever (I had written the former sentencce in such a way it said the game "was" good, but I have corrected it).

martes, 30 de enero de 2018

Gangsta. Everything bad in anime is here.


Gangsta. (yep, it is written with a dot) is a manga belonging to seinen demography (young adult), halfway between noir and science-ficiton. As at home we have subscribed to a monthly offer of series and films, I decided to give it an opportunity. Furthermore, I have spent some years far from anime. This series tells the story of Worick and Nic, a pair of punks to rent from Ergastulum, a prototypical noir city that would never appear in a tourist guide. Nic has superhuman strength because he is a twilight (the Spanish dub maintains this name), suffering however a reduced life expectance (so, "twilights") and certain physicald effects, Nic is himself deaf. I didn't find it a bad idea, but while I was watching it, I noticed everything I explain hereafter. While I don't spoil the whole plot, maybe some readers won't like reading it if the prefer watching the series before.

Plot finishes on a cliffhanger
The relation between comic and animation is interesting. In Japan there is a strong tendence to transform in series or film every succesful comic (and even video games). In that place called West, a term that is a pretty broad generalization, isn't the case. In fact, it can be said that, from some decades ago, Western comic has lost the popoularity it enjoyed in other times, which has made it to become specialized. In other words, it has abadoned mainstream. The proof relies on the medium difficulty to name a recent and popular comic not belonging to a publication that started quite a lot of decades ago.Very likely, that comic will have an animated adaptation that has made it famous. Franco-Belgian comics in francophone countries are the only exception.

About animation, it is sometimes said with a bit of sarcasm that in the West the only valid paradigm was Disney-Pixar for all audiences, while the one not addressed to children (be aware that I am not saying adult) is either The Simpsons and its clones (also known as "Seth McFarlane's series") or South Park and its clones. There have been others, of course, but they were generally minoritary. Nowadays, we can enjoy Adventure Time, Avatar, Bojack Horseman and Rick & Morty.

In the case of animated adaptations from reknown comics, there have been both good and bad. The series of Batman: The Animation Series is revered and the classic Peanuts adaptation was also pretty good, while other adaptations have been pretty unsucessful, so I shall not mention them here. In other countries, such as France or Spain, it was the same case, sometimes almost better than the original.

Anyway, one of the clearest features of Western adaptations is the independence of plot and related stuff. It is somewhat obvious when the original work has been running for some decades, who could adapt so much material? But in Japan it is not usually the case, actually adaptations follow the progression of the comic plot almost to the letter. For two reasons:

-Japan is the model of a consumist country. It shows a clear tendence to rate novelty over almost every other consideration. So, as a general rule, adaptations won't wait until the comic has finished or at the least there is enough material to do a good adaptation, but the latter is considered another way of advertising.

-The studio is not always working with all their efforts in the project. It is unknown both when it will finish and the plot is not conveniently adapted.

And, here, at the least it has been the latter: the story suddenly gets cut when the city of Ergastulum is at the break of a civil war with genocide rising. Who knows how it will finish! The creators consider that, in the scenario where the series doesn't continue, credit for the comic is guaranteed... But from a perspective of the series like an independent artistic work, it can't be more pathetic.

Of course, it could be argued that an original series may cease suddenly, may it be animation or not... But in Japanese animation it has become the norm. Only adaptated films offer really conclusive plots, due to force majeure.

Another possibility is the author's pressure: comic authors can be almost as intolerant as novelists with a speech bubble, as there are no commas, being removed from their original work. A disaster anyway.

Characters' construction
A topic to create an edgy character is developing a tragic past (that was my first option to name this section). As this anime is a bit noir, it is not strange. And be aware, this is not necessarily bad. The problem appears when it is the only thing that the character has. It is the case of the deuteragonists, with the too familiar revenge, with neither their relation being original nor developed in a convincing way, too. Maybe the comic has more, but it isn't here. Indeed, their present lives are more interesting, Worick himself is a gigolo in his spare time (it must be admitted this is pretty a novelty).

Then it is Alex, the typical good-hearted whore exploited by a wretched guy; doctor Theo, who wants to ve independent and help anybody (Damned Japanese and their lack of social security!), officer Adkins, the only honest policeman who has to work in a city ruled by four crime syndicates; and others like that.

Now we must talk about young girls. It happens that Gangsta. features two very young girls... and at the least one case is slightly weird. I don't find Loretta Christiano, leader, after her parent's death, of the most benevolent syndicate among those that handle Ergastulum business, strange. I do find Nina, doctor Theo's nurse/apprentice, strange. Maybe it's me, but I would say she is horribly young.

She is. The wikia says she is twelve.

I can imagine that Ergastulum may lack public education (Maybe even one compulsory!), but it still surprises me. She may be gifted and that's why she is learning medicine at such an early age, but I can't give up on the suspicion that it's an excuse to present a loli... Anyway, at the least plot doesn't sexualize her innecessarily (I shall speak of that later).

It isn't like that for Loretta, who in a given moment puts off her clothes in a room with some of his hitmen because she decides so, when she could have gone into another room and changed clothes calm, without making a scene.

About the themes, we've said that in this world there are superhuman beings called twilights. They appeared after certain war that is only mentioned superficially, in what certain serum was tested to obtain soldiers doted with superstrength. It was too successful, as the doped subjects suffered mutations and the effects got permanent, transmitted also to their descendence. Like Marvel mutants, they face discrimination and racial purists. In fact, Ergastulum looks like Genosha, because in the past twilights were enslaved until, after various riots, being given their freedom back. This point is treated with correction, though they could have used less time to explain it. Furthermore, as the series finishes suddenly in chapter 12, we don't know the exact circumstances of this manumission.

That said, it's fair to state that Nic's deafness defines him as a character and is useful to expose the communication problems between him and Alex.

Irregular animation
And we use the term in its most primary meaning: lacking regularity. Some chapters show a high level in animation and others are pitiful even for a simple background shift. The same happens for fights: two are animated in a pretty awesome way, but towards the ending everything is resolved by the hateful method of the frozen image and characters so fast that their movement isn't visible.

The frozen image is a bad technique that Japanese animation normally uses: it consists in showing the scene like in a comic, with nobody moving, sometimes not even camera. For adaptations, it isn't unheard to take a panel coloured for the occasion and, maybe, with some petty movements, but unchanged for the rest. And of course, it doesn't work. It creates a terrible feeling of cheapness. Some studios seem to believe that, as both animation and comic are drawn media, this technique is permitted, when they are different media. Good grief! THE NAME IS ANIMATION FOR VERY GOOD REASONS!

Fanservice
Let's first speak clear: I don't think fanservice is bad. No. Nein, non, niet, HELL NO! Indeed, I like it. I'm Spanish and, like most of Europeans, I'm more familiar with nudity, comical or not. In that sense, I have always been marveled by American puritanism around this point. Indeed, you can look for some recent censorship by Facebook of a historical magazine cover: when Marisol appeared naked on Interviú, which is very important for these reasons:


My position in fanservice was reinforced by the fact that manganime was a clear defender, what made me even more familiar. The bad thing may be in how it is introduced, as it's the norm with everything. An erotic situation may either be justified by plot or be forced without taste.

Here come two examples by Rumiko Takahashi, one of my favourite comic authors ever.

Ranma 1/2 7: The Soap of Happiness at MangaFox.laRanma 1/2 7: The Soap of Happiness at MangaFox.laRanma 1/2 7: The Soap of Happiness at MangaFox.la

Why do I consider this scene well introduced? Simple: it happens in a damned public bath, and in public baths, people are naked. And here is the second, more illustrative because the horny guy is the monkeybuttt.

Urusei Yatsura 3 at MangaFox.laUrusei Yatsura 3 at MangaFox.la

Nobody dislikes a sweet... The problem appears when nudity is present or breasts are mentioned when it isn't the best moment. One of the problems of manganime in the 90s was the continuous scenes in baths. Nowadays, nevertheless, even that excuse is ignored, remember waht I said about Loretta earlier. To top it all, in Gangsta. Alex can't speak to other women without being told that her rack is fantastic, except in two occasions. Maybe Ergastulum has a taboo against speaking about weather. It's even worse because Worick, representing male fanservice, makes it natural: in bed, when rain wets him or when he is changing clothes.

Spontaneity isn't exclusive for a gender. At the least, that's my opinion. But the worst, aggravating the innecessary fanservice, is the cowardice. There was a time when manganime only censored genitalia, but it must happen that, in order to make it acceptable for American audiences, they have adapted porn that isn't porn.


Witchblade almost encarnates the concept.

So, in Gangsta. we don't see nippes, but braless women whose whole breast is visible, escept for the nipple. Just observe the next example to finish this section.


Ridiculous, huh?

Action
Well, this story features superhuman guys: as a seinen, Gangsta. needs to explain their power within science-fiction. Here, people can neither fly nor spit beams through their mouths. Even twilights' awesome physical skills respect physics until some point: if a strong, but of slight weight, character is hit with enough strength, they will fly under the second law of Newton, even if unhurt. It is also nice to not see typical manganime bullshit such as "OMG! He's charging towards me with his dynamic ball-reversing blow of geez!".

Similar to Yū Yū Hakusho, twilights are classified in levels with letters and numbers. They're required to wear tags with the aforementioned level and their data, so they're also called tagged.  Power levels as a narrative tool can be confusing sometimes, but it's fair to admit that they generally work. Furthermore, this level doen't exempt physical constitution: giants are usually strong for their level while dwarves are fast, specialized in stabbing with knifes while jumping and running around.

Of course, as a good anime, almost all twilights prefer using melee weapons in a goddamned world where handguns and rifles are present. It's OK when they face normal, standard people, it's cheaper, but it's a nonsense when they face another twilight.

To add salt to the wound, the twilight deuteragonist, Nic, is "Asian" (well, the Spanish dub says "asiático") and patrols the streets with a katana, which he rarely pulls away. I know this is a Japanese work and that they love their culture, but all the samurai/rōnin motiv is becoming a sad stereotype! Western heroes, I must say, show a wide range of weapons and tools.

But, hey, it could work... Then we find a supreme cliché: David and Goliath, featuring an enormous black guy (there is a bad tendence to represent all blackmen as enormous...). And the guy comes up saying about Nic:

"Bah! He's a dwarf."

And I thought: "This guy is thrashed". Well, you see, when the same motiv is used approximately one thousand times, it can be said it's very predictable. Of course, Nic wins from the moment his level is revealed to be higuer than the mountain's one. That said, I would lie if I said the fight is badly animated, as I would lie too if I said the same of other fight later. They're very likely the best animated bits in Gangsta., with the first chapter coming along.

But when reaching the end, everything becomes the same old archetypical plot where manganime seems to revel ad nauseam. First, we discover that Nic has a very high level because he has defeated very powerful foes, but, while fighting, is doped with the drug twilights need for their health... So he's really weaker. This is an already hateful mechanism: the main character always has transformations or objects that augment their strength during limited periods of time, al the cost of becoming weary later. However, their rival is always strong by himself, without needing to transform in supersaiyajin or whatever the hell. That's why some of us have a preference for Piccolo.

Maybe those weren't enough topics, so another, such a wild Pokémon, appears: a new kind of punks even stronger that twilights, without twilights' weaknesses. And, oh, the humanity!, they're worse than a novel by Dan Brown. It's lucky they only make their first appearance in the ninth chapter and there was little more, because I'm already too old for this nonsense. Because, I wonder, where is poor twilights' drama now?

This point could have been discussed in the former section of character's construction, but here it is better explained: lots of seinen aren't "adult" at all, their plots look a lot like Dragon Ball and One Piece, with junkies and whores making the only difference. Maybe the manga explains it, because in any case, as I said earlier, the plot is very badly adapted. When something fails, it isn't strange to see the rest of the work to get impaired

Conclusion
Gangsta. has very good points, such as a deaf main character: disabilities aren't always presented in manganime. The noir appeal is usually an inteligent election when a science-fiction story hasn't been thought to be speculative or social. Main characters aren't badly designed, too. Sadly, it's yet another case of the symptoms that Japanese animation industry suffers, lost in a stagnation of mannerisms and navel-gazing.

Notes: Images has been obtained from wikias of Gangsta., TV Tropes, Mangafox, Witchblade and YouTube, in that order.